SEMBLANZAS

El pintor falangista Alfonso Ponce de León.

Ponce era un pintor que oscilaba entre el surrealismo y el expresionismo, físicamente parecía un caballero del siglo XVII, pero no de los de empaque místico sino de los de empaque galante. Fue asesinado, cuando era jefe de Prensa y Propaganda de F.E., el 29 de septiembre de 1936.


Publicado en el número 329 de la Gaceta FJA, de febrero de 2020. Editado por la Fundación "José Antonio Primo de Rivera". Ver portada de la Gaceta FJA en La Razón de la Proa.

2020-01-23-ponce-de-leon-1x
La ilustración recoge dos de sus obras, ambas de 1936: "Jóvenes y un pescador" y "Autorretrato".
El pintor falangista Alfonso Ponce de León.

El pintor falangista Alfonso Ponce de León

Dionisio Ridruejo ha escrito de este falangista, que parecía un caballero del siglo XVII, pero no de los de empaque místico sino de los de empaque galante: frente alta con cumbre de ondas rubias, cejas redondeadas, nariz de dibujo largo y detallado, boca sensual, pero delgada, manos largas. Ponce era un pintor que oscilaba entre el surrealismo y el expresionismo. Algunos de sus cuadros eran líricos.

Ridruejo ya se sorprendía, cuando escribió sus Memorias que un pintor tan interesante haya desaparecido, como si dijéramos, del mapa. Nos recuerda también Ridruejo, que una ilustración del pintor no pudo pasar la edición facsímil que se hizo en 1938 del viejo Arriba porque se trataba de una historieta en cuyos cuadros sucesivos –un falangista en el centro con dedo imperativo– se veía a los militares entrando en su cuartel, los curas en la iglesia, los obreros en su fábrica y, en el último, un capitalista recibiendo una patada en el trasero.

Alfonso Ponce de León, fue asesinado, cuando era jefe de Prensa y Propaganda de F.E., el 29 de septiembre de 1936.  

En esa misma fecha, fue asesinado su hermano Guillermo, de 32 años. Al siguiente día, asesinaron a su padre Juan Ponce de León Encina, de 72 años. El 7 de noviembre lo sería su otro hermano Juan, capitán de Artillería, de 35 años, y que antes había sido herido en la defensa del cuartel de la Montaña.

Cuando terminó la guerra, el único hermano vivo que quedaba, Luis, publicó una esquela donde incluye a su madre, Guadalupe Cabello Fernandez, que falleció, dice, «a consecuencia de los dolores y privaciones padecidos». No es de extrañar. El marido y tres hijos fueron víctimas del odio. El odio que vuelve de la mano de la que sus voceros llaman nueva política y que no es tal, sino más bien todo lo contrario.

El socialista Francisco Largo Caballero no engañó a nadie. Posiblemente por eso cuenta en Madrid, junto con Indalecio Prieto, con un monumento cuando ambos fueron los mayores  responsables de la Revolución de Octubre de 1934. Mientras tanto, acogiéndose a la Ley de la Memoria Histórica, que trajo el inefable e inútil, Rodríguez Zapatero, va despareciendo cualquier recuerdo que ellos, de una manera u otra, interpretan tuvo algo que ver con el 18 de julio de 1936. Incluso han llegado más allá borrando del callejero el nombre de José Calvo Sotelo, asesinado por los rojos unos días antes de aquella fecha. Es la ley del embudo.

Pero nos estamos olvidando de Alfonso Ponce de León, motivo principal de este artículo.

El pintor que nació en Málaga el 10 de septiembre de 1906. Cinco años más tarde, al amparo de una de sus abuelas, Encarnación Encina, los hermanos Ponce de León: Juan, Guillermo y Alfonso se trasladan a Madrid donde estudian en el Instituto Católico de Artes e Industria, dirigido por jesuitas.

En 1916, Alfonso, se incorporó en el Instituto "Cardenal Cisneros" y más tarde, durante cinco años, estudia en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando, donde tuvo como compañeros de clase al escultor Emilio Aladrén, Salvador Dalí, Maruja Mallo y Remedios VaroEn el círculo de amigos estaba García Lorca, Luis Buñuel, José Moreno Villa y la joven Margarita Manso Robledo, una muchacha de ideas avanzadas, que también ingresó en San Fernando en 1924, donde tuvo como profesor a Julio Romero de Torres, y que terminaría casándose con nuestro pintor en diciembre de 1933.

Margarita había nacido en la capital castellana de Valladolid, el 24 de noviembre de 1908 y durante su permanencia en la Academia de San Fernando se hizo muy amiga de Dalí y García Lorca. Éste al editar Romancero gitano dedicó a la bella Margarita el largo romance Muerto de amor del que reproducimos los primeros versos: ¿Qué es aquello que reluce / por los altos corredores?/ Cierra la puerta, hijo mío,/ acaban de dar las once./ En mis ojos, sin querer,/ relumbran cuatro faroles./ Será que la gente aquella / estará fregando el cobre. 

Ponce de León. 'El descanso' (1930)Con sólo 23 años, concurre al primer Salón de Artistas Independientes que había sido inaugurado por el escritor y crítico de arte José Francés.

Ponce de León presentó un dibujo, Golfo, y cuatro óleos: Andaluza en el mar, La peinadora, Puestos, y Bodegón de un frutero y un papel. A esta exposición también le dedicó un extenso artículo, en la revista Blanco y Negro de Madrid, el 15 de diciembre de 1929, el ilustre académico Antonio Méndez Casal, que da los nombres de todos los artistas que exponen: Díaz Caneja, Rafael Boti, Cobo Barquera, López Obrero, Servando del Pilar, Pablo Zelaya y Ponce de León. De este último destaca el cuadro de frutas «con un acorde triste y áspero, pero fuerte». El artículo que ocupa cinco páginas de la revista, va ilustrado con la fotografía de algunos de los cuadros expuestos.

También, junto con otros pintores, participó en la Exposición de Pintura Moderna que tuvo lugar en el Gran Casino de San Sebastián donde presentó dos obras, La juventud de Greta Garbo y Naturaleza medio muerta. También, en ese mismo tiempo, se exhibió una película de Luis Buñuel y el fundador de La Gaceta Literaria, Ernesto Giménez Caballero, pronunció unas palabras. En los últimos días hubo un recital poético a cargo de Rafael Alberti. Esta muestra, organizada por el Ateneo, fue dirigida por el falangista, el arquitecto José Manuel Aizpurua. Éste, comenzada la guerra civil, fue detenido y fusilado en la cárcel de Ondarreta de San Sebastián el 6 de septiembre de 1936.

Ya, por último, Ponce de León acude, por tercera vez, a la Exposición Nacional de Bellas Artes con una sola obra, la titulada Autorretrato (Accidente). Obra que, según dicen los expertos, representa un accidente automovilista que el pintor tuvo en cierta ocasión, y hoy se puede contemplar en el Museo "Reina Sofía".  

Los acontecimientos ya se habían precipitado y los españoles, de un lado y de otro, no fueron capaces de convivir y el 18 de julio de 1936 da comienzo la contienda que habría de durar cerca de tres años.

En medio del caos que se produce a continuación, Ponce de León es detenido en el mes de septiembre siguiente, cuando estaba en compañía de su esposa. Después, se cree que fue torturado para que les diera nombres de otros falangistas. Y Dionisio Ridruejo cuenta que el pintor, cuando comenzó la guerra civil solía acercarse a su casa silbando el himno falangista y seguramente no dejó de silbarlo hasta que se lo llevaron al muro donde sería asesinado, en la fecha ya citada, y su cadáver abandonado en una cuneta. Días después, sería enterrado en una fosa común. Desde febrero de 1944, sus restos descansan en el cementerio de la Almudena de Madrid.


Referencias: 


Comentarios