EDITORIAL | LUCERO

Chapuzarnos en actualidad.

Hay que hacer un ejercicio de voluntad de situarnos en nuestro presente, sin perder de vista que aquellos valores en los que nos educamos son imprescindibles para la inmensa tarea de la regeneración de España.


Publicado en la revista Lucero, núm. 145, 4º trimestre de 2021. Editado por la Hermandad Doncel - Barcelona | Frente de Juventudes. Ver portada de Lucero en La Razón de la Proa.

2021-11-17-editorial-1w
'Chapuzarnos en actualidad'. Quizás no nos sirvan las fórmulas de antaño, pero sí los ideales esenciales que encierran.
Chapuzarnos en actualidad.

Invitaba don Miguel de Unamuno a chapuzarse en pueblo, es decir, compartir con la gente de a pie sus problemas, sus penas, sus alegrías y sus necesidades. Añadamos nosotros una sugerencia más: chapuzarnos en actualidad. Y lo hacemos en estos días en que conmemoramos la fundación de aquella gran obra educativa que se llamó Frente de Juventudes.

¿Paradoja? No, por cierto. Porque aquella Institución y, sobre todo, sus movimientos de afiliados (Falanges Juveniles de Franco primero y Organización Juvenil Española después), formaban para y por la actualidad de una sociedad española que precisaba de jóvenes entusiastas, educados en valores permanentes, como son el servicio, el sacrificio, la disciplina, la abnegación, el esfuerzo, es decir, lo que quedaba plasmado en el ejemplo de José Antonio Primo de Rivera. Y aquella siembra dio sus frutos en aquellos tiempos y debe darlos en los nuestros.

Para ello, hay que hacer un ejercicio de voluntad de situarnos en nuestro presente, sin perder de vista que aquellos valores en los que nos educamos son imprescindibles para la inmensa tarea de la regeneración de España, sacudida hoy, no solo por las amenazas de la pandemia del covid (que no cesa), sino por las pandemias del separatismo, de la grave crisis económica y social, de los malos gobiernos, de la insensatez, de la injusticia y de la falta de ambiciones. Y todo ello no pertenece a un tiempo pasado, sino a la más rigurosa actualidad.

Debemos conocerla, y no ceder a la tentación de refugiarnos en el recuerdo de otros momentos; lo que sí debemos recordar es el compromiso que adquirimos mediante juramentos y en promesas. No nos cansaremos de repetirlo: quizás no nos sirvan las fórmulas de antaño, pero sí los ideales esenciales que encierran.

Y, junto a la celebración del aniversario, festejamos la Navidad, que es sinónimo de redención del género humano a través del nacimiento de un niño en un humilde pesebre de Belén. Tampoco en este caso nos debemos dejar llevar por la pereza nostálgica ni, mucho menos, por las corrientes laicistas de moda: la Navidad tiene, para nosotros, un profundo sentido cristiano, que nos habla de amor, de abrazo, de familia, de la estrella y de la estela que nos legaron nuestros mayores.

También la Navidad es actual.

Desde las páginas de este boletín, felicitamos a todos nuestros asociados, camaradas y amigos, todos hermanados en la tarea diaria por España y en la salvaguarda y actualidad de nuestros valores.

¡Feliz aniversario! ¡Feliz Navidad! ¡Arriba España!

El presidente de la Hermandad.
Manuel Parra Celaya

Comentarios