HUELLAS DE NUESTRO PASO

Musulmanes con camisa azul.

En aquel campamento de la OJE de 1965, en Covaleda, procedíamos de todos los puntos de España, incluidos los que entonces se llamaban, eufemísticamente, 'provincias africanas': Sahara Español, Fernando Poo, Río Muni, Guinea Ecuatorial...

En aquel campamento procedíamos de todos los puntos de España, 'provincias africanas' incluidas.

Publicado en la revista Lucero, núm. 144, de julio-septiembre de 2021. Editado por la Hermandad Doncel - Barcelona | Frente de Juventudes. Ver portada de Lucero en La Razón de la Proa.

2021-08-28-musulmanes-camisa-azul-1w
En primer plano un cadete saharaui de la OJE, tras él dos dirigentes de la OJE de Guinea cantan en un descanso campamental. Tras ellos un campamento en la antigua Guinea española.
Musulmanes con camisa azul.

Musulmanes con camisa azul


Han cambiado tanto los tiempos y las circunstancias que a veces nos cuesta trabajo reconocernos a nosotros mismos. Lo que sigue es ya una escena histórica, un flash del ayer, y lo comienzo ex abrupto, en la seguridad de que ni la memoria me engaña ni distorsiono una realidad de forma interesada.

Covaleda, 1965. Campamento Nacional de Formación de Mandos de la Organización Juvenil Española; en concreto, es la LI Promoción de Jefes de Centuria y la XI de Grupo. Mes de agosto, y el raso de la Nava soriano nos hace disfrutar de unas variantes térmicas que obligan a tiritar al toque de diana y a sufrir un sol de justicia durante todo el resto de la jornada. Los cursillistas estamos agrupados en cuatro círculos, cada uno de ellos compuesto por dos centurias; procedíamos de todos los puntos de España, incluidos los que entonces se llamaban, eufemísticamente, provincias africanas: Sahara Español, Fernando Poo, Río Muni, Guinea Ecuatorial…; estos acampados tenían, por tanto, rasgos distintos a los de los peninsulares; pieles oscuras unos, negras totalmente otros. Sin problemas.

Mi fiel recuerdo se centra alrededor de las siete y media de la tarde; ya han terminado las teóricas y las actividades prácticas, ya han regresado de marcha las centurias a las que les tocaba recorrido y andadura; tiempo libre para asearse, ir al chiringuito-cantina, para uniformarse de bonito y para componer la tienda, en previsión de posibles revistas-sorpresa. Los que lo desean pueden asistir a la misa que se celebra diariamente en la capilla; y allí estamos un grupo de cursillistas, voluntariamente (los festivos formaba todo el campamento para el precepto dominical).

Detrás de la capilla, en una zona despejada de bosque, otros acampados, con el mismo uniforme (camisa azul, boina roja, pantalón corto gris, cinto negro, zapatos beige), extienden sus verdes mantas en el suelo, se descalzan y rezan sus oraciones arrodillados en dirección al Este. Son los musulmanes de nuestras provincias africanas. Naturalidad y respeto mutuo: ni un comentario de rechazo o de extrañeza. Seguro que Dios escucha a todos.

Justo acaba la misa y suena el toque de llamada a formar; corremos por la pradera hasta ocupar nuestro sitio en la formación. Se arrían las banderas (la nacional, la rojinegra de la Falange, la blanca con la cruz de Borgoña de la Tradición) y se canta el mismo himno: el Cara al sol. Luego, todos desfilamos hacia la Cruz de los Caídos para el homenaje del día. Así de sencillo, así de emocionante, así de profundo: una Patria es una integración de pueblos, de razas, de lenguas, de costumbres y, aun, de modos de rezar al Creador, en un Destino común en lo universal.

Y ahora la nota alegre y divertida, para la cual mi recuerdo retrocede (o se adelanta) al momento del desayuno; cuando al café con leche acompañaba un buen tocino de Soria, los cristianos corríamos a trocar con nuestros camaradas musulmanes aquel jalufo por galletas o mermelada; siempre dentro del mismo ambiente de camaradería que en el curso de las actividades del día.

Lo dicho: han cambiado mucho los tiempos y las circunstancias. ¿Cómo se entiende hoy lo que es una Patria? Algunos ⎼no sé cuántos⎼ seguimos afirmando aquella excelente interpretación orteguiana y joseantoniana.


Las escenas corresponden a la jornada que el Campamento Nacional de la Organización Juvenil Española (OJE), en Covaleda, dedicó al Frente de Juventudes en su XXV Aniversario (1940-1965), homenajeando a los antiguos miembros de aquella institución que quisieron compartir ese día con los cursillistas allí acampados. Entre las actuaciones destacan las realizadas por cadetes de la entonces Guinea Española


Para saber más:

  • La OJE de Ifni.
    • La Organización Juvenil Española se fundó el 18 de julio de 1960. Poco después, en 1962, ya consta que un grupo de muchachos cristianos y musulmanes de la OJE, de Sidi Ifni, asistieron a los cursos de la Universidad de Verano de Tarragona.
    • Un comentarista de la época decía: “Era increíble ver reunidos a los pamues, bubis, combes, mecombes, sausa, fernandinos, annobonenses y los carisqueños, todos ellos razas étnicas diferentes, junto con europeos e, incluso dos libaneses, tres marroquíes y tres sirios.” Como siempre, en aquel campamento de la OJE todos eran camaradas.
    • Incluye vídeo de la visita de una escuadra de flechas de la OJE de Guinea a Madrid, en 1962 [ver vídeo]
  • Mejorando la herencia que me dan. Sobre el campamento de la OJE en Covaleda, en 1965.
    • ...Siguió una exhibición gimnástica, de técnicas de franqueamiento con el paso de puentes de cuerdas, una interpretación musical y una serie de escenificaciones propias de los fuegos de campamento, entre las que destacó la realizada por los cadetes de la entonces Guinea Española.
    • Incluye un vídeo con las escenas relatadas [ver vídeo]
    • ...En la segunda quincena del mes de julio de 1964, tuve el honor de asistir al Campamento Nacional de Arqueros. Allí, entre otras muchos acampados, conocí y traté a los jóvenes de la antigua Guinea Española, formada por las entonces provincias de Fernando Poo y Rio Muni.
    • Incluye una breve crónica sobre una visita a Barcelona de un grupo de la OJE de Guinea Española.
  • Una imagen de España a través de la OJE.
    • Imagen de dos flechas de la OJE fundiéndose en un fraternal abrazo, en la portada de una publicación oficial sobre la presencia de España en África Ecuatorial.

Comentarios