ACTIVIDADES

Belén montañero de la Hermandad Doncel

Hemos cumplido un año más con la tradición y, el pasado domingo 18 de diciembre, depositamos un belén en la cumbre de Siete Picos.

Publicado en el boletín Doncel, extraordinario de Navidad de 2022. Editado por la Hermandad Doncel. Ver portada de Mástil (anterior revista) en La Razón de la Proa (LRP). Recibir actualizaciones de LRP.

Boletin-Doncel-1000x560w
Belén montañero de la Hermandad Doncel

Belén montañero de la Hermandad Doncel

La marcha partió a las diez de la mañana desde el albergue Peñalara, en el puerto de Navacerrada. El día había amanecido gris, lluvioso y los que partimos desde Madrid nos encontramos el camino hacia el puerto cubierto de una niebla espesa que apenas permitía la visibilidad. Iniciada la marcha y conforme ascendíamos hacia la cumbre de El Telégrafo la mañana comenzó a abrir y disfrutamos de un día claro, soleado, perfecto para caminar.

Ascendiendo hacia la cumbre, rodeados de los bellos paisajes de la Sierra del Guadarrama, dejamos a nuestros pies un mar de nubes hasta alcanzar la formación rocosa con la placa en homenaje a nuestro camarada Tomás. Allí, con emoción y recogimiento, rezamos un padrenuestro por él y por todos los que ya no están entre nosotros, rogando por su eterno descanso en la cima más alta.

Poco después alcanzamos nuestra meta: la cumbre del primero de los Siete Picos. Aunque no había nieve, si nos encontramos con unas traicioneras placas de hielo por lo que la trepada hasta la cumbre la realizamos de forma lenta y cuidadosa para evitar desgracias.

Con todo el grupo ya felizmente en la cima depositamos el Misterio entre las rocas, arropado por la bandera de España y allí el camarada Diego procedió a leer un pequeño poema acerca del acto que estábamos viviendo. A continuación, rezamos el Ángelus, cantamos unos villancicos y, tras unos momentos de recogimiento comenzamos a descender. Y muy a tiempo, en apenas unos minutos, pasamos de disfrutar de una mañana clara que nos permitía divisar hasta las cumbres nevadas de Gredos a vernos envueltos por nubes espesas, cargadas de frío y viento.

Otra vez reunidos en el collado compartimos polvorones y otros alimentos para reponer fuerzas antes de empezar el descenso, siempre entre canciones montañeras y villancicos. Iniciamos el regreso al albergue que resultó un poco más duro que la ascensión por lo escabroso del terreno, pero la belleza del paisaje y el buen ambiente reinante compensó todas las dificultades.

Una vez de vuelta al albergue, y reunidos con los camaradas que no pudieron ascender hasta la cumbre, pasamos al comedor. Allí nuestro vicepresidente Daniel Ribé procedió a bendecir la mesa y expresando los anhelos de la Hermandad en estas fechas. Tras la bendición disfrutamos de un reconfortante cocido en buena compañía. Al finalizar nos volvimos a reunir e en el salón del albergue para compartir unos dulces navideños y darle repaso a nuestro cancionero. Cantamos de todo: los villancicos actuales, los tradicionales y los que cantábamos en los festivales de Navidad de nuestra juventud, canciones regionales, montañeras y nuestros himnos juveniles. Tras desearnos una feliz Navidad regresamos cada uno a nuestros hogares, emplazados para el año que viene.


Casi un villancico

La nieve ha caído al alba
-¿acaso nadie se acuerda?-
Coge el mazapán y anda,
los donceles se han marchado:
son cien, más los Reyes Magos.

Ya está aquí la Nochebuena
-¿acaso nadie se alegra?-.
Saca la zambomba, hermano,
que siendo un Misterio divino
Dios se nos hace humano.

¡Resplandor en la montaña!
-¿Acaso nadie se acuerda?-.
Panderetas de colores,
fuegos de amor… y la estrella,
que al Salvador da las buenas.

Ya están alcanzando el cielo
-¿acaso nadie se alegra?-.
Venga el almendrado turrón.
A la vez que ascienden, cantan,
y acompañan al Creador.

El portal puesto en la cima,
porque escuchemos los 'nadies'
la gaita y la lira sonaron,
sacaron del zurrón al Niño
y una oración recitaron
.

Con música que espera autor: “El que acierta con la primera nota en la música misteriosa de cada tiempo, no podrá eximirse de terminar la melodía". J.A.P.R.

Diego Cámara. Cumbre de Siete Picos. Navidad 2022


Bendición en la comida de hermandad, en el albergue Peñalara

Señor: Protege a España de todo mal y, sobre todo,

  • de la pobreza e inestabilidad que la creciente turbación económica multiplica;
  • de la fractura social que se alarga y por donde asoma ya el odio;
  • del extravío moral colectivo que sólo nos depara sorpresa, perplejidad y vergüenza cada día.
  • Y, desde luego, protégenos también del desquiciamiento político al que asistimos y en el que lo último que parece importar es España y los españoles.

Bendice, pues, Señor, a España e infunde ánimo a los españoles para superar una época desquiciada, artificiosa y equívoca.

Y bendice estos alimentos que por tu liberalidad vamos a tomar.

Da pan a quien tiene hambre y hambre de Belleza, Verdad y Justicia a quien tiene pan.

Por Cristo, Nuestro Señor. Amén.

¡Que aproveche, camaradas!

Navacerrada, 18 de diciembre de 2022

Comentarios