Emilio Álvarez Frías
02:55
29/05/20

Pedro, la gente pasa hambre

29/05.- Sí, Pedro. Tú andas jugando con las etapas a través de las que vas a liberar a los españoles de la encerrona en la que nos has tenido, e incluso pretendes tenernos todavía un poco más, pues ya estás anunciando la posibilidad de pedir al Parlamento otros quince días de «estado de alarma»...

Publicado en el Nº 312 de 'Desde la Puerta del Sol', 29 de mayo de 2020.
Ver portada Desde la Puerta del Sol en La Razón de la Proa

Pedro, la gente pasa hambre

Sí, Pedro. Tú andas jugando con las etapas a través de las que vas a liberar a los españoles de la encerrona en la que nos has tenido, e incluso pretendes tenernos todavía un poco más, pues ya estás anunciando la posibilidad de pedir al Parlamento otros quince días de «estado de alarma», no para que en el entretanto esto de la pandemia nos mejore, sino para tener libertad de hacer lo que te plazca, como decíamos en artículo anterior, antes y después de las vacaciones parlamentarias.

Creo que ni siquiera te importa que Nisan te comunique oficialmente el cierre de la fábrica de Barcelona, que son más despidos e incremento de las cifras del paro, después de que tú aseguraras al personal, allá por enero, que todo estaba resuelto, que la amenaza estaba solucionada. Lo tuyo es seguir con los juegos malabares en los que metes a todos y a todo pero de los que solo tú pretendes sacar beneficios. Porque, ¿qué medidas has tomado, en serio, para que la industria y el comercio se ponga en marcha a mayor beneficio de las personas que en ellos han de trabajar tras la desescalada?

Estás lanzando cohetes al aire respecto al turismo porque casi te lo imponen de fuera, y debes estar pensando en qué te vas a gastar la tajada que te toque de los 540.000 millones de euros acordados por el Eurogrupo para apoyar a Estados, empresas y trabajadores frente a la pandemia. Porque hasta el momento, que se sepa, del consejo de ministros no ha salido ningún programa serio de ayuda a las empresas para que aligeren su puesta en marcha y puedan contratar al menos a todo o parte del personal de que disponían antes, actualmente en la trampa de los ERTE donde, aunque lo digan las ministras de Trabajo y de Hacienda, la mayoría de los incorporados a este sistema siguen sin haber recibido la compensación anunciada.

Y mientras andamos escasos de fondos y por ello nos ha de subvencionar el Eurogrupo, el vicepresidente Iglesias y el presidente Pedro anuncian la pronta aprobación del salario vital, muy necesario, cuando lo que hay que hacer es fomentar las fuentes de trabajo para que cada quien se gane el sustento con el sudor de su frente. Esos son los planes para la puesta en marcha de la España industrial y comercial. Menos mal que los empresarios, los españoles en general, saben mejor lo que hay que hacer que todos los miembros del Gobierno juntos o por separado.

Porque, Pedro, lo que los españoles necesitan es trabajar, abrir los comercios, poner en marcha las industrias, fomentar de nuevo el turismo, abrir los lugares de ocio y deporte, que los autónomos continúen su actividad… Es decir, poner en marcha la nación. No hacen falta salarios vitales que, como el subsidio agrario, se conviertan en un jornal al desempleo de por ida, y que grave la descapitalizada caja de la Seguridad Social, casi siempre con números rojos.

Y en vez de intentar ir repartiendo a diestro y siniestro la incapacidad de que habéis dado muestra los que tienen la obligación de dirigir por el buen camino al país, procurando esconder la insensatez con la que habéis estado actuando, lo mejor sería que hicierais un examen de conciencia a fondo y fuerais reconociendo quiénes se han ido dejando las entrañas en intentar salvar a los españoles que habéis metido en los hospitales por el mal hacer al provocar contagios en las demostraciones de vuestras ideologías obsoletas, quienes sabían dónde pisaban en ca-da momento por ser cumplidores de los compromisos contraídos y el honor que los ha guiado en todo momento.

Porque, Pedro, como encabezábamos este modesto comentario, los españoles están pasando hambre. No sé si ves la tele y en ella las colas de personas que durante toda su vida se han ganado honestamente la comida y ahora tienen que acudir a los centros que han surgido por la buena voluntad de las gentes de los barrios, de los que frecuentan las iglesias, que con la colaboración de los vecinos, de los comerciantes, incluso de los restaurantes cerrados, preparan paquetes de alimentos para que esas gentes de las colas puedan comer, o llevándoselo a casa de los mayores que no pueden ir a por ellos.

Porque además, habéis engañado con lo de los ERTE, pues la mayoría de los beneficiarios no han recibido un euro. Es lastimoso. Tenía que daros vergüenza y salir menos por la tele a hacer promesas que no cumpliréis. Dejar de danzar con el salario mínimo vital y salir a la calle a enteraros de la situación en que se encuentran los españoles y qué es lo que necesitan los empleadores.

Y, por supuesto, ser decentes y no sacar ahora a colación la promesa de equiparación de percepciones de la Guardia Civil respecto a las policías autonómicas, como acto inmediato, para tapar malamente la infamia cometida con el coronel Pérez de Cobos. No tenéis ni clase ni estilo, y sin estos valores es difícil saber mandar y gobernar.
 

Como nos gusta la calidad y la tradición, junto con la actualidad de la vida a tenor de los avances modernos, hoy traemos a nuestra vitrina un botijo can-timplora de cerámica de alfar navarro, que, como el de hace unas fechas, nos habla de antigüedad, de andanzas por sembrados y viñedos, san fermines y corridas de toros. Incluso a lo mejor acapara algún recuerdo de cuando acompañaba a los requetés en la reconquista de España.

Sin duda nos trae al recuerdo tiempos pasados en los que el entendimiento entre los españoles de los diferentes rincones de la patria era el pan nuestro de cada día, y todos trabajábamos empujando el mismo carro que permitió dejáramos a nuestros hijos un país que no han sabido conservar.


 

Comentarios