ÍNDICE DE LA PUBLICACIÓN

Desde la Puerta del Sol.

Actualicemos la Ley de Memoria Histórica y Democrática.
Extras dominicales de la revista Desde la Puerta del Sol.


Revista editada por Emilio Álvarez Frías. Ver portada Desde la Puerta del Sol en La Razón de la ProaRecibir actualizaciones de La Razón de la Proa (un envío semanal).

Desde-laPuerta-delSol-GC1-1000x560w
Desde la Puerta del Sol.

​Índice del extra XX.


Número 412 (Desde la Puerta del Sol), de de febrero. Ver en PDF

1.- La terrible verdad de los Brigadistas Internacionales que homenajea la Ley de Memoria Democrática. Por José Luis Orella. para Libertad Digital. Publicado también en Desperta.es

  • Los homenajes de Pedro Sánchez a las Brigadas Internacionales hacen palidecer a los historiadores de los países que sufrieron la represión comunista.

  • En España todavía se defiende una imagen idealizada de las Brigadas Internacionales. Se inició cuando en 1996, el presidente del Gobierno, José María Aznar, ofreció la nacionalidad española a los brigadistas. Del mismo modo el actual Gobierno de Pedro Sánchez aprobó en Consejo de Ministros la concesión de la nacionalidad española a los brigadistas internacionales supervivientes. Sin embargo, estos homenajes hacen palidecer a los historiadores de los países que sufrieron la represión comunista durante décadas. Los miembros de las Brigadas Internacionales que ocuparon cargos de responsabilidad política, militar y policial fueron varios centenares, pero el recuerdo que trasmiten a sus compatriotas es de verdadero terror.

  • Las Brigadas Internacionales fueron una organización militar que fue gestionada desde la Internacional comunista, directamente desde Moscú, aunque fueron los partidos comunistas, esencialmente el francés, el que procedió a la recluta de sus 40.000 miembros, en su mayor parte vinculados con el comunismo, aunque también participaron combatientes procedentes de otras formaciones revolucionarias. Su lucha era contra el fascismo, aunque los nacionales no lo fuesen, pero tampoco ellos querían implantar la democracia, sino un régimen comunista. El armamento y sus cuadros dirigentes fueron estalinistas. El diputado francés Andre Marty, organizador de las brigadas, sería apodado el carnicero de Albacete por sus numerosos asesinatos. En su informe al Comité Central del Partido Comunista Francés, afirmaba su responsabilidad en el asesinato de quinientas personas

  • [Seguir leyendo...]


2.- 1936. Los Diablos rojos de Vallecas. Sangre y asesinato. Por Carlos Fernández Barallobre, para El Correo de España.

  • Tras la caída del cuartel de la Montaña, a manos de los revolucionarios marxistas, y la creación a primeros de agosto del Comité Provincial de Investigación publica, que, en estrecho y permanente contacto con la propia Dirección General de Seguridad roja, habría encargarse, con grandes atribuciones, de dirigir la política represiva en la capital, contra los que eran considerados como enemigos facciosos o quinta columnistas. Se iniciaban así, por toda la ciudad,  los “paseos” y matanzas indiscriminadas de todos aquellos, a los que se les consideraba enemigos del frente popular. Madrid,  sus barrios y distritos, se llenaron de Checas, lugares siniestros y abominables, donde,  sin ningún tipo de ley ni justicia, se detenía, interrogaba, torturaba,  juzgaba, de forma sumarísima, con el único fin de asesinar a sospechosos de simpatizar con el bando Nacional, por sus creencias religiosas o simplemente por llevar sombrero, ser propietario del algún negocio o haber votado a las candidaturas de derechas.

  • En el Puente de Vallecas, un grupo formado por Julián García de la Cruz alias “El Gorgonio”; Vicente Pablo, Enrique Burgos alias “El Soso”, Gregorio García Sánchez, alias “Goyo”, socialista y afiliado a la UGT; Agustín González Dovar, alias «El Gallego», a los que se sumarian Emiliano Soriano y como conductores Víctor Merinero y otro individuo llamado Julio “El Corzo”, todos ellos miembros de la J.S.U. (Juventudes Socialistas Unificadas), compondrían una siniestra partida de asesinos patibularios, que se dieron el nombre de “Los cinco Diablos Rojos” conocidos también como los  “Sin Dios”, y “Los del Amanecer”. 


Comentarios