ENTREVISTAS

"Olivio", un psicólogo forjado en la OJE 

La Organización me aportó y me ha seguido aportando experiencias que han sido determinantes en mi vida, tanto personal como profesional.


Publicado en el núm. 214 de 'Trocha'. Mayo de 2020.
Editado por Veteranos OJE - Cataluña.
Ver portada de Trocha en La Razón de la Proa.

"Olivio", un psicólogo forjado en la OJE 

"Olivio", un psicólogo forjado en la OJE 

Francisco Javier Moreno Oliver nació en Barcelona en 1960. Es doctor en Psicología, funcionario del Estado y ha trabajado en la Administración de Justicia. Actualmente lo hace en el ámbito educativo y como docente-investigador universitario. Es autor de diversos libros, artículos e investigaciones.

¿Cuándo ingresaste en la OJE y qué te llevó a hacerlo?

━Me vinculé a la OJE antes de tener la edad para afiliarme. En aquellos momentos, fue decisión de mi familia. Posteriormente, me afilié, me mantuve activo en la Organización hasta que empecé la actividad laboral, sin dejar mi relación con la misma. Actualmente sigo como afiliado en calidad de veterano.

¿A qué hogar, círculo, grupo juvenil o unidad estuviste adscrito y en qué localidad?

━Mi primer hogar y único, fue el Virgen del Mar, sito en el barrio de la Barceloneta de Barcelona. En 1976 hice el curso de Jefe de Centuria en Covaleda, diferentes especialidades y el Jefe de Campamento expedido por el Ministerio de Cultura. En 1980 me nombraron director del Centro Juvenil de Capacitación de Barcelona y en 1983, junto a mi maestro Ramón Estruch, jefe de estudios de la Escuela de Tiempo Libre “Almogàvers”, en la que siempre he participado como profesor.

Con el 50 aniversario, colaboré como director del gabinete de prensa del evento.

Durante mi permanencia en la Organización, me concedieron la “F” roja y de plata al mérito en el servicio, la “A” Ibérica al mérito en el estudio y la Lealtad de oro.

¿Participaste en actividades nacionales? (campamentos, universidad de verano, foro juvenil, cursos de mano o especialistas, etc) ¿Alguna internacional?

La verdad es que no los recuerdo todas. La primera fue en 1975 en el Encuentro Nacional de Actividades Deportivas en Pontevedra, organizado por la Delegación de la Juventud. El último fue en el Campamento Nacional de Formación de Cuadros en Hoyos del Espino (Ávila) en 2018, donde fui de mero acompañante de mi esposa, que participó como profesora en el mismo, y como contertulio en el albergue de veteranos de la citada actividad nacinonal.

Estuve en varias ocasiones en los campamentos de Covaleda (Soria), Vegaquemada (León), Alto de la Vega (Cuenca), Palancares (Guadalajara) y otros que desgraciadamente no recuerdo, ya que participaba todos los veranos. Por último, añadir la Ruta Jacobea Oporto-Santiago del 2010, con los veteranos de Cataluña, en la que participamos toda la familia.

¿Te has encontrado en su vida personal o actividad profesional posterior con otros antiguos miembros de la OJE?

Sí, con muchos, unos de forma más permanente, otros al cabo de un tiempo, pero al respecto quiero destacar un detalle de interés, con todos, independientemente del tiempo que haya pasado sin vernos, el vinculo sigue igual, como si fuera ayer, la última vez, que hubiéramos estado juntos en un campamento. 

¿Cuál es tu mejor recuerdo de la OJE?

Son muchos: la amistad, la camaradería, la formación integral y un largo etcétera.

La Organización me aportó y me ha seguido aportando experiencias que han sido determinantes en mi vida, tanto personal como profesional. El afán de servicio a los demás, no tener miedo a la adversidad, entender el esfuerzo como una oportunidad, la vocación por el estudio, una base ética, moral y de valores universales, la capacidad de gestión, organización y planificación, el amor y respeto por la naturaleza, a la cultura y a España, sus tierras, sus hombres y mujeres.  

¿Crees que la OJE, con su mismo ideario y fines, sigue manteniendo su vigencia para la juventud española del siglo XXI?

No tengo claro que la OJE, actualmente, siga con el mismo ideario y fines. Es una opinión. La OJE ha sido una organización dinámica que ha sabido, durante sus 60 años de existencia, adaptarse a los cambios sociales durante todo este tiempo.

Hoy tenemos una sociedad líquida, unos valores posmodernos, donde unos jóvenes escogen su norte y otros, no tienen proyecto de vida, simplemente sobreviven. 

Estamos en un momento social, donde la tendencia de una buena parte de la juventud es el hedonismo y el nihilismo, afortunadamente, la otra parte de jóvenes, aún piensan en construir un proyecto vital, para el cual, la OJE del siglo XXI, es una extraordinaria alternativa de formación integral no formal, que les puede ayudar en dicho propósito.


Comentarios