ENTREVISTA | TROCHA

Es absolutamente necesario educar en valores.

José Antonio García Irurozqui: «En este mundo en el que constantemente se habla de pérdida de valores creo que el espíritu y el estilo OJE debería de ser una fuente de inspiración para chicos y maestros».

​Publicado en el núm. 225 de Trocha, de mayo de 2021. Editado por Veteranos OJE - Cataluña. Ver portada de Trocha en La Razón de Proa.
Recibir actualizaciones de Trocha.

2021-05-08-garcia-irurozqui-1w
Es absolutamente necesario educar en valores.

A José A. García Irurozqui le llevó a la OJE su padre, el periodista de ese mismo apellido «para que empezase a conocer la disciplina y el orden» Cuando no era más que un alevín de periodista que hacía sus primeros pintos en el diario La Prensa de Barcelona tuve ocasión de conocer Irurozqui, todo un personaje de leyenda. Conocido por su habilidad como caricaturista, era un periodista de los de la vieja escuela, es decir, de los que sabía que la noticia se “pilla” en la calle. De él se contaba ⎼y era cierto⎼ que fue el que tuvo la genial idea de crear un semanario de amenidades con la cabecera Hola. Una idea que resultó genial, pero que exigía un seguimiento que a Iru, bohemio por encima de todo, no le apetecía darle, de modo que se lo vendió a otro periodista, Sánchez Gómez, en manos de cuya familia continúa en la actualidad.

Su hijo José Antonio, también periodista, se especializó en imagen y sonido y trabajó en el IORTV hasta su jubilación, particularmente en la realización de documentales. Pero antes, cuando era adolescente, estuvo en la OJE, tal como el mismo nos ha explicado:

━«Ingresé allá por el año 1962 con 9 años. Mi padre al que muchos conocisteis, el periodista Irurozqui, consideró oportuno mandarme a un campamento para que empezase a conocer la disciplina y el orden, según decía, y estuve en un turno en Olván del que conservo recuerdos imborrables. Alguno de ellos reflejado en estas mismas páginas en un artículo El sapo y el flecha. Cuando empezó el curso, fui objeto de una campaña de captación del Hogar Navarra donde acudí a la llamada y me incorporé a la Centuria Roger de Flor y mi primera escuadra se llamaba Baleares en honor al crucero de la Armada, torpedeado y hundido frente al cabo de Palos en 1938». Y añade: «Eso fue lo primero que aprendí, y así mismo lo recuerdo».

José evoca aquellos primeros y ya lejanos tiempos... 

━«En el Hogar y con la centuria que mandaba Lluch (no recuerdo su nombre de pila) y desde los 10 años participé en muchas actividades de aire libre. Me encantaban las marchas de los fines de semana donde recorrimos gran parte de la geografía catalana. Me gustaban las reuniones de los sábados y participar con mi escuadra en actividades formativas. Recuerdo que editábamos el periódico del Hogar Voz, en ciclostil y ya hacía algún pinito periodístico».

José ha sido muy deportista...

━«Aprendí a jugar al ping pong en la mesa del Hogar y en verano, durante los veraneos en Premiá de Mar, perfeccioné mi técnica junto a un amigo cuyo padre había sido campeón de España y dirigía un equipo. Ahora sigue siendo un deporte con el que participo en diversas competiciones. Pero el deporte que más me gustaba era el balonmano, que aprendí en el cole y que más tarde practiqué con OJE en el equipo Tres Luceros que tan bien dirigían Guillermo Martos y su esposa María Luisa, y que alternaba con el equipo del colegio. Participé en aquella época en campamentos de verano en Marlés, San Quirico de Safaja, Bagá, Palafolls etc. Creo que pasé por todos».

━«Ya de cadete, y a pesar de dedicar mucho tiempo al balonmano, estuve en Covaleda y realicé los cursos de jefes de grupo y de centuria, y en El Escorial, en el campamento que se llamaba Santa María del Buen Aire. En el Hogar dirigí el grupo de cadetes con los que desarrollé actividades de todo tipo, locales y nacionales como la Competición Nacional de Escuadras o varios roldes juveniles como el de Onda, en Castellón, o en Ciudad Real. En Navidad participábamos en el Salón de la Infancia que dirigía el padre Alfonso a quien había conocido en algún campamento mientras ejercía de capellán. ¡Un tipo genial!». 

Fue mando de campamentos... 

━«Durante el verano asistí como mando a varios turnos con jefes de campamento tan queridos y recordados como Figueras, que fue el primero que contó conmigo; Ramón Estruch, a quien guardo en el corazón siempre; Manolo Parra, con quien participé en el primer campamento mixto; Paco Caballero, que tanto me enseñó y me sigue enseñando, y que me perdonen los que no nombro, pero mi memoria se empeña en recordarme los años que tengo».

García Irurozqui continúa explicando... «Mi paso por la Universidad, compatibilizando estudios con balonmano, me alejaron por un largo período de toda actividad con la gente de OJE, lo que resultó prácticamente definitivo al trasladarme a Madrid por motivos profesionales».

Fue un camino de ida y vuelta puesto que... «al cabo de los años mi conciencia me llevó a Barcelona un 12 de octubre para participar en la manifestación del Día de la Hispanidad y justo en la esquina de paseo de Gracia con Caspe, sentado en una terraza me pareció reconocer a Andrés Reche. Era él y me acerqué. Aunque habían pasado más de 40 años nos reconocimos. Cierto es que no fue difícil, puesto que sigue como siempre. Tras recordar nuestro tiempo en el Navarra me dijo que en plaza Urquinaona estaban algunos camaradas a los que reconocería, y así fue. Allí encontré a Paco Caballero, quien me puso en contacto con muchos camaradas de aquellos tiempos. Ahora vivo en Aranda de Duero, cerca de Burgos, donde he vuelto a encontrar al incombustible Rodolfo Angelina que me llevó de cocinero para los preparativos de la Eurojam. Los veranos que puedo participo con los Veteranos en alguna actividad».

Por lo que respecta a sus recuerdos nos dijo que el «mejor pudiera ser durante la Competición Nacional de Escuadras de Cadetes, en León, un recorrido que hicimos Santiago Villoldo y yo por Burgos, Palencia y León por nuestros propios medios, pidiendo apoyo logístico y alimenticio a alcaldes y paisanos. Una experiencia imborrable donde pudimos constatar la generosidad de las gentes y la comprensión de los ediles».

Afirma que el mensaje de la OJE sigue muy vigente:

━«En este mundo en el que constantemente se habla de pérdida de valores creo que el espíritu y el estilo OJE debería de ser una fuente de inspiración para chicos y maestros. Me siento orgulloso de mantener ese ideario a pesar de que la sociedad avanza o retrocede quizá, hacia otro sentido moral y ético que me preocupa. La mentira como pauta de la política es uno de los mayores peligros para la sociedad actual y como contrapunto es absolutamente necesario educar en valores tales como la honradez, la lealtad, el esfuerzo, el patriotismo o el espíritu de servicio, entre otros, todos ellos contenidos en nuestra Promesa».

2021-05-08-garcia-irurozqui-2w

Comentarios