ENTREVISTA | TROCHA

Jorge, un líder nato bregado en campamentos de la OJE

Creo que el ideario de la OJE y sus fines más profundos siguen manteniendo su vigencia para la juventud española del siglo XXI

Jorge Buxadé, es abogado del Estado, diputado en el Parlamento Europeo por VOX y vicepresidente de Acción Política)


Publicado en el núm. 215 de 'Trocha', de junio de 2020.
Editado por Veteranos OJE - Cataluña.
Ver portada de Trocha en La Razón de la Proa.

Jorge, un líder nato bregado en campamentos de la OJE

Jorge, un líder nato bregado en campamentos de la OJE

Jorge Buxadé Villalba nació en Barcelona en el año 1975. Está casado con Ana, también antigua afiliada del Hogar Hispanidad de la OJE de Paterna (Valencia), a la que conoció en un campamento de la Organización. Se define como “papá de cuatro chavales estupendos, tres chicos y una niña”. Es licenciado en Derecho, en el año 2000 prestó servicio a España como alférez de complemento de Infantería, en el año 2003 ingresó en el Cuerpo de Abogados del Estado, destinado en Barcelona hasta mayo de 2019, cuando resultó elegido eurodiputado por el partido político VOX. 

¿Cuándo ingresaste en la OJE y qué te llevó a hacerlo?

La mayor parte de mis tíos, por parte de madre, habían pertenecido a la OJE de Barcelona, en diversos hogares; de modo que es probable hubiera acabado ingresando en la Organización, si bien el motivo directo fue participar en los campamentos de verano que la OJE organizaba para hijos de militares con el nombre de Campamentos San Fernando. Mi primer campamento fue del 15 al 31 de julio de 1983, si no recuerdo mal. Tenia 8 años. La afiliación fue inmediata. 

¿A qué hogar, círculo, grupo juvenil o unidad estuviste adscrito y en qué localidad?

Desde el año 1983 estuve en el Hogar Navarra de Barcelona, sin duda el 'mejor de España', como decía nuestra canción. Estuve en la aljaba Don Pelayo y en la Sancho el Fuerte del grado de Flechas Reconquista. Recuerdo, ya de arquero, haber estado en la escuadra Neopatria, Nápoles, y Sicilia, del círculo Roger de Flor, del grado Mediterráneo, y luego ya de cadete en el grado Hispanidad

¿Qué tipo de actividades realizaste?

Sería casi un imposible enumerar todas las actividades realizadas. Ordinariamente, recuerdo las tardes de sábado en el hogar, con esporádicas salidas a los parques municipales a jugar cuando los parques de Barcelona aún eran transitables, limpios y seguros, para unos jóvenes flechas de la organización, siempre de uniforme, con el guión alzado y en hilera, corriendo a todos los lugares, y las marchas de un día o de fin de semana; campamentos en Semana Santa y verano, y albergues de Navidad. Recuerdo que en la Organización aprendí a esquiar, o a practicar deportes náuticos como la vela. Con el paso del tiempo, la Organización se hizo más pequeña, pero recuerdo todos los campamentos de verano, las actividades conjuntas con hogares de Madrid como Nueva España, el Camino de Santiago en el 1993 o la ruta en bicicleta por Picos de Europa el año anterior, si no me falla la memoria. Muchas canciones, y obvio, los fuegos de campamento; los partidos de fútbol para ir a ver al Español a Sarriá, ya de cadete, las primeras cervezas. En fin, de todo, se diría.

¿Participaste en actividades nacionales o internacionales?

Gracias a Dios pude acudir a muchas actividades nacionales ━pido disculpas si hay error, que puede haberlo━ desde Vegaquemada en el 1989 (Curso Nacional de Deportes) pasando por Hoyos del Espino (Curso de Jefes de Grupo y de Círculo), un par, creo, en Mombeltrán, en especial, en el 1994 para hacer el Curso de Formador de Formadores, que incluía la capacitación para ser Director en Tiempo Libre, donde conocí a mi mujer, Ana; además de algún albergue nacional de esquí, en Cerler, Baqueira y Sierra Nevada si no ando errado.  

¿Ejerciste algún tipo de mando o responsabilidad?

La Organización me permitió, salvo ser jefe de hogar ━y a Dios gracias━, prácticamente todo: jefe de escuadra, de círculo de arqueros y de cadete, de grupo, de grado cuando aún había dos círculos de arqueros, y jefe de actividades, formación e incluso jefe de campamento en un pueblo al norte de la provincia de Barcelona, ahora invadido por el separatismo fanático; donde pude hacer mis prácticas una Semana Santa; y donde hace poco más de 20 años ondeaba la bandera nacional, acudía el Hogar entero formado, uniformado, con nuestras canciones y la marcialidad que nos quedaba. ¡Cuánto daño ha hecho el separatismo y sobre todo la cobardía sucesiva de los gobiernos popular y socialista!

¿Te has encontrado en su vida personal o actividad profesional posterior con otros antiguos miembros de la OJE?

Pues sí, la verdad, y no pocas veces. Aún ahora, en que tengo una mayor exposición pública, se me acercan camaradas en algún mitin o convocatoria del partido y me saludan con un Vale quien sirve; compatriotas que nunca conocí, o que no recuerdo, pero que saben de mi formación en la OJE. Emociona. 

¿Mantienes relación con algunos de los amigos y compañeros de entonces?

━Con bastantes; por supuesto, no todo lo que yo querría. Las redes sociales permiten o facilitan esa interacción. Hace poco tuve una agradable reunión en Barcelona con el actual jefe nacional de la Organización. 

¿Cuál es tu mejor recuerdo de la OJE?

━Es imposible identificar un mejor recuerdo. Con toda seguridad, tengo que poner el campamento en que conocí a Ana, mi mujer, bajo las órdenes de Ricardo Rodrigo, en paz descanse; un campamento nacional en que aún se respiró el viejo estilo de la Organización; a pesar de que el viento progre soplaba cada vez con más fuerza. Recuerdo sobre todo las veladas de cadete o de mando joven, cuando todos iban a dormir, y llegaban las canciones, el fuego, las anécdotas de los mayores, la charla improvisada, los gritos de unidad, y se entonaban himnos hermosos, y nos llenábamos de deseos sinceros de construir una España mejor; agotados después de un día intenso, y sabiendo que a la mañana siguiente el cuerpo se quejaría. 

¿Crees que la OJE, con su mismo ideario y fines, sigue manteniendo su vigencia para la juventud española del siglo XXI?

━Creo que el ideario de la Organización y sus fines más profundos, sí. Y cada vez, más. Hay un renacer espiritual y patriótico en importantes capas de la población española y europea. Es la oportunidad de revivir si quienes ahora han de dirigirla, saben hallar la tecla adecuada. Y sé que no es fácil. Pero esta generación necesita sus propios poetas, sus letras y sus ritmos. El futuro de la OJE pasa por apartarse absolutamente del modo de vivir dominante, ir contra corriente, y recuperar todo el terreno perdido ante el pensamiento progre. Hablar y vivir España, la justicia, la libertad, la jerarquía, la autoridad, la disciplina, con una visión trascendente del hombre y de la Patria. En otro caso, fenecerá irremediablemente. 


Comentarios