ENTREVISTA | TROCHA

Carlos Muñoz-Repiso, toda una vida de responsabilidades

“El ideario de la OJE, redactado en forma de promesa hace sesenta años, sigue vigente y esa es la clave de la longevidad de la Organización”


Publicado en el núm. 218 de 'Trocha', de octubre de 2020.
Editado por Veteranos OJE - Cataluña.
Ver portada de Trocha en La Razón de la Proa.

El vehículo sobre la vía de acceso al campamento de Covaleda, es un guiño a sus treinta años vinculados a la Dirección General de Tráfico.
El vehículo sobre la vía de acceso al campamento de Covaleda, es un guiño a sus treinta años vinculados a la Dirección General de Tráfico.
Carlos Muñoz-Repiso, toda una vida de responsabilidades

Carlos Muñoz-Repiso, toda una vida plena de responsabilidades


Testimonio de un afiliado que vivió el paso de las Falanges Juveniles de Franco (FF. JJ.) a la nueva Organización Juvenil Española (OJE) y constató cómo se  mantuvieron los principios fundamentales.

Breve semblanza personal y profesional de entrevistado 

Me llamo Carlos Muñoz-Repiso Izaguirre, nací en Tánger, el 3 de septiembre de 1941. Estudié Derecho en la Universidad Complutense y después hice oposiciones al Cuerpo Superior de Técnicos de Tráfico. Toda mi vida laboral estuve en la Dirección General de Tráfico, de donde tras treinta años de servicio y ocupar distintos puestos de responsabilidad, fui nombrado su director general, puesto que ocupé durante ocho años.


¿Cuándo ingresaste en la OJE y qué te llevó a hacerlo?

Ingresé en 1960, cuando las FF. JJ., organización a la que pertenecía desde el año 1953, se transformaron en OJE. La causa fue que, en principio, se trató de un cambio de nombre y uniformes, conservando el estilo y fundamentos.

¿A qué hogar, círculo, grupo juvenil o unidad estuviste adscrito y en qué localidad? 

Ingresé en el Distrito de Chamberí, de Madrid, en las FF. JJ.. Años después pasé al de Buenavista, como jefe de la Centuria Enrique Sotomayor y más adelante fui nombrado jefe del Curso de Jefes de Centuria, con sede en la calle de San Bernardo, de Madrid. Al crearse la OJE pase a ser jefe de los Grupos de Montaña hasta mi salida de la Organización. Más adelante fui nombrado responsable del Comité de Montañismo de la Delegación Nacional de la Juventud, puesto que dejé en 1973 por cambio de destino profesional a Santander. 

¿Qué tipo de actividades realizaste?

━Siempre ejercí funciones de mando en diversas unidades.

¿Participaste en actividades nacionales o internacionales?

━Hice el curso de Jefes de Escuadra en el año 1955 en el campamento Vigil de Quiñones, en Marbella y los cursos de Jefes de Falange y de Centuria en el Campamento Nacional de Covaleda, en 1957. También el Curso Nacional de Guía de Montaña, en Benasque, en 1961.

¿Te has encontrado en su vida personal o actividad profesional posterior con otros antiguos miembros de la OJE?

━Sí, con mucha frecuencia. Los encuentros han sido siempre agradables.

¿Mantienes relación con algunos de los amigos y compañeros de entonces? 

━Afirmativo. Mantengo profunda amistad de por vida con antiguos camaradas.

¿Cuál es tu mejor recuerdo de la OJE? 

━En conjunto, tengo magnífico recuerdo de mi etapa en las FF. JJ. y en la OJE. Quizá los mejores a partir de mi aproximación a las unidades de montaña.

¿Crees que la OJE, con su mismo ideario y fines, sigue manteniendo su vigencia para la juventud española del siglo XXI?

━Creo que la transformación de las FF. JJ.en OJE fue un acierto, aunque entonces no todos los afiliados eran partidarios. El ideario de la OJE, redactado en forma de promesa hace sesenta años, sigue vigente y esa es la clave de la longevidad de la Organización. Naturalmente, se han ido adaptando los modos a los tiempos actuales, pero el espíritu y el estilo persiste. Eso es lo importante.

Comentarios