EFEMÉRIDE DE DICIEMBRE

Aniversario del Frente de Juventudes

El 6 de diciembre de 1940 se crea el Frente de Juventudes, para la formación y encuadramiento de los jóvenes de España según los principios del llamado Movimiento Nacional.

  • A finales de los años 50, su componente política e ideológica experimenta una profunda evolución que lleva a su disolución.

La reflexión fue publicada en la revista Trocha, número 165, de diciembre de 2015, y en el antiguo blog de Trocha. Editado por Veteranos OJE - Cataluña. Ver actual portada de Trocha en La Razón de la ProaRecibir actualizaciones de Trocha.

Aniversario del Frente de Juventudes

Una breve meditación, en el aniversario del Frente de Juventudes


Hoy, 6 de diciembre de 2015, se cumplen los 75 años de su fundación [Ley de 6 de Diciembre de 1940]. La obra del Frente de Juventudes, analizada globalmente, con todas sus virtudes y defectos, ha contribuido notablemente en la creación de la nueva sociedad de clases medias que, hasta los años 60 del pasado siglo, era desconocida en España.

Cuando en 1940 Enrique Sotomayor Gippini propuso al Caudillo la creación de un amplio Frente de Juventudes, tenía claro que había que superar el estrecho cauce de la vinculación de niños y jóvenes a un partido político; como eran las OO.JJ. de FET y de las JONS, para ubicarlos en los anchos horizontes de una obra grande y generosa. Consideraba que no era suficiente encuadrar a unos miles, se imponía la movilización general de la juventud para contribuir a la creación de una España Nueva. Eran unos tiempos propicios. Había terminado la guerra recientemente.

Sotomayor y quienes colaboraban con él, pensaban que, si se pretendía construir una nueva sociedad, exenta de las lacras de la precedente, había que instalar en el alma de las futuras generaciones la preeminencia de lo espiritual con un fervoroso deseo de justicia social. Esas fueron las dos columnas fundamentales que sostuvieron a lo largo de toda su vida al Frente de Juventudes.

Pero los deseos, aunque sean generosos, no siempre se pueden cumplir. La revolución que necesitaba España y que le ofrecían los jóvenes falangistas se encontró desde un principio con grandes obstáculos. Unos de orden interno, de ámbito nacional, como la sujeción obligada a normas legales y órganos ajenos, propios del Estado, que eran los que, en cada momento, decidían la política a seguir, fuera esta congruente, o no, con el ideario que informaba al Frente de Juventudes. A esto había que sumarle la escasez de medios humanos debidamente cualificados y los paupérrimos recursos económicos.

En cuanto a las condiciones externas, hay que considerar que, cuando nació el Frente de Juventudes, estaba en pleno desarrollo la II Guerra Mundial. Eso quiere decir que, inevitablemente, la política del nuevo Estado –y todos sus organismos con él– quedaba sujeta a los avatares de la gran conflagración.

A resultas de las presiones políticas y económicas impuestas por los vencedores de esa contienda, la política exterior e interior de España se vio fuertemente condicionada. Los objetivos revolucionarios de aquellas primeras oleadas de jóvenes que habían acudido al Frente de Juventudes movidos por el deseo de cambiar, de superar, una sociedad imperfecta, se vieron progresivamente frustrados.

En pleno aislamiento internacional de nuestro país, y como consecuencia de la llamada “guerra fría”, los EE.UU. ofrecieron a España la firma de unos acuerdos bilaterales. En 1953 nuestra nación pasa a formar parte del llamado “bloque occidental”, del brazo de los Estados Unidos de América. En 1959 el primer mandatario norteamericano, Eisenhower, visita y abraza a Franco. Ello simboliza, clara e inequívocamente, que hay que abandonar los tímidos escarceos revolucionarios anteriores e instalarse, decididamente, en el modelo capitalista occidental.

Gran número de afiliados con inquietud política, que fueron capaces de llegar hasta ese momento, abandonan las filas del Frente de Juventudes.

Para los nuevos tiempos y las nuevas realidades que se avecinan hay que crear instrumentos nuevos y objetivos distintos. En 1959, después de varios años de estudios, capitaneados por el delegado nacional del Frente de Juventudes Jesús López-Cancio, se llega a la conclusión de que el Estado, a través del Movimiento, tiene que crear una nueva “organización de juventud” adaptada a la sociedad del momento –radicalmente distinta a la de los tiempos fundacionales– la Organización Juvenil Española, en el seno de un Frente de Juventudes ya totalmente distinto, pero conservando –eso sí– valores sustantivos del Ideario anterior; sus formas ya son nuevas, modernas…

Su finalidad busca la integración social del afiliado con sentido patriótico –no partidista–, y con cierta inquietud por la justicia.


Somero balance

Al poner la vista atrás y contemplar lo que ha sido nuestra historia, creo que lo primero que hay que hacer es quitarse el posible sentimiento de frustración. Ninguna obra humana dura eternamente.

Está sujeta a los vaivenes de los acontecimientos de un mundo cada vez más interdependiente, cuyos resortes de poder están fuera de nuestro alcance.

No obstante, es innegable que la obra del Frente de Juventudes, analizada globalmente, con todas sus virtudes y defectos, ha contribuido notablemente en la creación de la nueva sociedad de clases medias que, hasta los años 60 del pasado siglo, era desconocida en España.

No quepa duda que el Frente de Juventudes, con sus instituciones formativas, puso su grano de arena para que nuestra patria pudiera llegar, en su momento, a ser la octava potencia industrial del mundo.

La decadencia empezó cuando se cifró el éxito en los aspectos puramente materiales y económicos, con olvido de “la preeminencia espiritual”. Es decir, cuando se entró de lleno en el puro materialismo capitalista.

Llegados a este punto poco podemos hacer. No influimos como colectivo. Pero sí como ciudadanos conscientes, mantenedores de unas verdades que, precisamente, por serlo, sabemos que no pueden cambiar.

Los nuevos tiempos nos ponen a prueba. Si somos capaces de conservar nuestros principios contra la vorágine tormentosa que nos anega, quizás podamos decir lo que el fraile Bermudo al Cid: Si no vencí reyes moros, engendré quien los venciera.


En la imagen de cabecera se observan tres generaciones del Frente de Juventudes: un flecha de la OO.JJ. (primera época), tras él un cadete de las Falanges Juveniles de Franco; a la derecha una formación de arqueros de la OJE de los años 60, tras ellos un cuadro de mandos de la misma época. El fondo corresponde al campamento Raso de la Nava, de Covaleda (Soria).

El texto corresponde a unos versos del Himno del Frente de Juventudes Prietas las filas (1942). Para escucharla / Ver la letra



Lista con una cincuentena de vídeos sobre el Frente de Juventudes (1943 a 1959), filmados por los servicios del NODO. Para verlo directamente en el canal de Trocha


Actos en Barcelona de celebración del XXV aniversario de la fundación del Frente de Juventudes, con actividades deportivas y de acampada en instalaciones de la montaña de Montjuich. Los actos finalizan con un desfile de los participantes por la avenida Reina María Cristina hasta la plaza de España.

Comentarios