OPINIÓN

Otra vez la subasta

Publicado en la revista digital Somos”. Núm. 12, de abril 2019
* En la sección Opinión. Autor Fausto Heras.
Editado por la asociación cultural Avance Social.
Ver portada de Somos en La Razón de la Proa.

2019-04-opinion-fausto-heras-750x420-op
Otra vez la subasta

Otra vez han empezado a desgañitarse nuestros partidócratas profesionales pidiéndonos el voto para mantenerse o encaramarse en el poder.

  • Otra vez han empezado a descalificarse e insultarse unos a otros por todos los medios.

Otra vez han vuelto a ofrecernos, en puja desenfrenada, todo tipo de mejoras y beneficios cuyo cumplimiento se escapa, en demasiados casos, de su capacidad cuando no de su voluntad real.

  • Otra vez se nos ofrece, para que ejerzamos nuestro “derecho a decidir”, el claustrofóbico y exclusivo ámbito de una lonja en la que izquierda, derecha y separatismo, vocean su mercancía, por cierto, poco variada.

Otra vez nos encontramos ante una derecha que clama por principios y valores que muchos compartimos y que no defendió eficazmente cuando tuvo mayoría para hacerlo y que, en lo económico, sólo cree en la receta liberal que está dispuesta a imponer.

  • Otra vez hace su aparición una izquierda que da de lado cuánto signifique ver a España como una realidad nacional existente y preexistente; una izquierda que en el plano económico, como siempre y a lo sumo, se limitará a echar arena en los cojinetes del capitalismo para que funcione mal, pero que en modo alguno se propone sustituir.

Otra vez enseña su cara el separatismo, materializado en esos partidos que se han convertido en clave de acceso al poder para derechas e izquierdas y contra el cual, por ese motivo, no se atreven.

  • A algunos nos gustaría hacer camino hacia aquella “patria limpia y justa como un entrañable hogar” que decía la canción pero, ¿cabe esperar algo en tal sentido desde este ámbito político y con las opciones descritas?

Que vote, el que quiera hacerlo, a quien en conciencia le parezca mejor o menos malo; a quien le parezca que hará frente a quienes le dan miedo; a quien le parezca que hará valer los intereses que le son propios; a quien le parezca que así castiga a quien odia..., pero no nos engañemos, seguiremos aquejados de la vieja hemiplejía moral que nos obliga a expulsar del alma la mitad de lo que hay que sentir.

¿Hasta cuándo?

Comentarios