SOBRE LA FIGURA DE JOSÉ ANTONIO

Pinceladas de Jesús Cotta sobre lo joseantoniano

Publicado en Gaceta de la FJA, núm. 330, de marzo de 2020. Ver portada de la Gaceta FJA en La Razón de la Proa (LRP). Recibir actualizaciones de LRP (un envío semanal).​

2020-03-10-rosas-de-plomo-1w
Pinceladas de Jesús Cotta sobre lo joseantoniano

Por mucho que se escriba, poco se abarcará para alcanzar el fondo, alcance y calado del libro “Rosas de plomo”, de Jesús Cotta. En sus 397 páginas se pueden ver algunas claves del pensamiento de José Antonio, más allá de la relación de amistad entre Federico y José Antonio.

Aquí se recogen pinceladas, como el título indica, more copia y pega sin serlo: las he recogido reescribiendo las partes del libro que tienen que ver con el objeto del artículo, que paso ahora a concretarlos, sin ánimo de abarcar todo el pensamiento joseantoniano –porque, entonces, no serían pinceladas– voy a acotar tres claves que son objeto del presente artículo:

  1. Antropología.
  2. Revolución: tercera vía.
  3. Unidad de España.

El objetivo de estas pinceladas es hacer reflexionar, saborear, a través de ellas, algunos puntos del pensamiento de José Antonio. Cada frase o párrafo merecen ser meditados, no sólo leídos.

Como método, me limito a sistematizar. El mérito es de Jesús Cotta, no mío.

1) Antropología: Carácter forjado en lo cristiano.

  • Clásico y a la vez sensible a los nuevos aires, (…). Orador de claridad y elegancia orteguianas (…). Cristiano y revolucionario, moderno y tradicional, patriota e internacional; (…)”. (pp. 20-21)
  • Era un color de muchos significados: por un lado, aristocrático, elevado y propio del cielo; y, por otro, característico del mono de trabajo proletario. Una ambivalencia muy del gusto joseantoniano. (…), amaba el color del trabajo y el del cielo; (…). (pp. 38.40)
  • “(…) poseían una personalidad dialéctica (…). Gracias a ella desplegaban un pensamiento libre y difícilmente etiquetable, (…)”. (p. 49)
  • (…) lo que José Antonio en su fuero interno pretendía: un antipartido, un movimiento unitario que trascendía la política para proclamar al hombre como centro, un hombre sin color político, incardinado en la Cristiandad occidental y en un Estado que velaba por su bienestar económico, su libertad individual, su dignidad y su cultura.” (p. 62)
  • Es precisamente en lo cristiano y humanista de la Falange donde el José Antonio más puro se refleja, (…)”. (p. 124)

2) Tercera vía: Revolución y justicia social.

  • A decir verdad, ni Federico encajaba en la izquierda ni José Antonio en la derecha, sino que ambos, a su modo, se esforzaron por escapar de los clichés que los reducían.” (p. 26)
  • “(…) dos seres libres, clarividentes, atípicos e inclasificables, dos revolucionarios patriotas y cristianos, tan amigos de la tradición como del progreso, tan antimarxistas como defensores de los pobres, (…)” (p. 13)
  • (…) más que a un complejo, la actitud de José Antonio obedece a estrategia y a intuición, a su condición de buscador, a su fe en que la verdad resplandece en muchos sitios, opiniones y personas, a su afán por llegar a todos, a su clarividente intuición de que los valores tradicionales que él quería defender debían llevar ropajes más modernos” (p. p. 18)
  • Era ese un mal endémico de la Falange: la dificultad de la Falange de mantener esa armonía de contrarios, entre teorías opuestas, que el Caballero buscaba con afán incansable.” (p. 32)
  • Era la suya un apostura difícil de entender, porque lo que había de bueno en la izquierda era tachado por la derecha de ateo, injusto y antipatriótico; y lo que había de bueno en la derecha era tachado por la izquierda de fascista, injusto y caduco”. (p. 48)
  • “(…) combinar, como indica Arnaud Imatz, tradición y modernidad, patria y revolución, unidad nacional y diversidad regional. Cristiandad sin clericalismo ni anticlericalismo, justicia social y valores morales tradicionales. Aunar contrarios”. (p. 140)

3) Unidad de España: Es la diversidad la que genera la unidad. El bien común.

  • Sin saberlo, ambos hombres tenían sensibilidades políticas similares: defendían la diversidad regional de España porque amaban, a diferencia de los regionalistas, a España entera, (…)”. (p. 27)
  • Él saludaba a toda España, porque como José Antonio, creía en una sola España, la de todos.” (p. 50)
  • José Antonio creía estar haciendo en política lo que el Poeta en poesía: innovar y construir, amar y unir a los hombres en lo alto y lo común.” (p. 117)
  • Esta es exactamente la misma visión que de España y sus regiones tiene José Antonio: una indisoluble unidad de enriquecedora diversidad, la cual, en vez de poner en duda la unidad, la enriquece y asegura.” (p. 187)

Comentarios