EDITORIAL | JUNIO 2021

Ecologistas 'avant la lettre'

Nosotros partimos, en este aspecto y en todos, de la Promesa, cuyo primer punto es el de «Amar a Dios y levantar sobre este amor todos nuestros pensamientos y acciones»; pensamientos y acciones también referidos a la Naturaleza, pues es obra de Dios.

Publicado en el núm. 226 de Trocha, de junio de 2021. Editado por Veteranos OJE - Cataluña. Ver portada de Trocha en LRP. Para recibir actualizaciones de Trocha.

2021-06-14-Editorial-ecologistas1w
La imagen caricaturizada corresponde a la de un flecha de la OJE de los años 60. Detrás, una escena campamental con un tablón que muestra consignas propias de la época y un sombrajo para las herramientas utilizadas en las actividades de "aire-libre".
Ecologistas 'avant la lettre'

Ecologistas 'avant la lettre'.


La Organización Juvenil Española nos educó en el respeto a la Naturaleza y en su valoración y defensa. Nuestros mayores ya nos habían legado su ejemplo, con aquellos legendarios e impresionantes campamentos y concentraciones para las repoblaciones forestales (por ejemplo, en la sierra de Collserola, en Barcelona), que, por cierto, nadie parece recordar ni mucho menos reconocer.

En los años 60 del siglo XX, se nos repetía, por ejemplo, que el lugar donde pernoctamos en una acampada debe quedar más limpio de como lo habíamos encontrado; se llevaban a cabo Misiones Juveniles de Defensa de la Naturaleza, recogíamos la basura de los espacios públicos en nuestras marchas, en nuestros campamentos no se encontraba ni un papel en el suelo… Éramos ecologistas antes de que se pusiera de moda la palabra, avant la lettre.

Hoy en día, hay muchas variedades de ecologistas: desde los radicales, con sus mensajes apocalípticos, que establecen una lucha sin cuartel contra el depredador ser humano, pasando por los ingenuos, o tontos simplemente, que prohíben la caza, hasta llegar a los que han convertido a la Naturaleza en una diosa: la Pachamama, en un retorno al paganismo y al primitivismo más extremo; también, claro está, están los que alardean de ecologismo y, en el fondo, no son más que urbanitas progres, que no tienen el menor problema en sembrar los paisajes de sus desperdicios.

Nosotros partimos, en este aspecto y en todos, de la Promesa, cuyo primer punto es el de Amar a Dios y levantar sobre este amor todos nuestros pensamientos y acciones; pensamientos y acciones también referidos a la Naturaleza, pues es obra de Dios. El Libro de la Usía así lo afirma rotundamente: fue creada por Dios y añade: El hombre, como la Naturaleza, hermanados en el mismo Creador, se interrelacionan. Es decir, nosotros fundamentamos nuestro respeto y defensa del medio natural en lo religioso, no en la moda. El Creador nos la entregó en usufructo, para usar de ella, y no abusar y convertirla en un puro bien económico, a disposición de los especuladores, de los desaprensivos… y de los papanatas.

Corren por ahí muchos mitos pseudocientíficos que sirven de banderín de enganche a los incautos; permítasenos no contarnos entre ellos. Los veteranos, en esto y en muchas más cosas, nos atenemos a la esencia de la Organización, a la herencia que nos dejaron nuestros mayores y al sentido común.

2021-06-14-Editorial-ecologistas2w
Nuestros mayores ya nos habían legado su ejemplo, con aquellos legendarios e impresionantes campamentos y concentraciones para las repoblaciones forestales. Por ejemplo, en la sierra de Collserola, en Barcelona (foto de arriba).

Comentarios