'Memoria Azul'. Noviembre de 2021

Artículos vinculados a la historia del falangismo, centrados en los protagonistas de ese movimiento durante su primera época.
<<< Publicado en el mes anterior | Publicado en el mes siguiente >>>​


Memoria Azul [NUEVO FACE] es un proyecto de divulgación histórica dirigido por Juan Manuel Cepeda. Ver portada Memoria Azul en La Razón de la Proa (LRP). Recibir actualizaciones de LRP.​

Memoria-Azul-1000x560-2w
'Memoria Azul'. Noviembre de 2021

Publicado en noviembre de 2021


José María Sánchez Gallego

Secuestrado, torturado y asesinado por ser falangista pocos días antes del inicio de la Guerra Civil.

José María Sánchez Gallego, gaditano de nacimiento aunque pasó prácticamente toda su corta vida en Madrid, fue encontrado en la tarde del domingo 5 de julio de 1936 en la carretera comarcal de Pozuelo a Húmera, muy cerca de Madrid, desnudo, atado a un árbol, con todo su cuerpo lleno de moratones y acribillado a navajazos y, además, rematado por cuatro balazos en el torso y otro en la cabeza.

José María tenía 18 años en el momento en que fue asesinado por militantes frentepopulistas (posiblemente de militancia comunista). Era hijo del entonces muy famoso empresario del Circo Price, Manuel Sánchez Rexach.

De sólida formación religiosa, había estudiado el Bachillerato en el colegio de los Hermanos Maristas de Fuencarral, siendo fundador del Centro Juvenil de Acción Católica de Madrid, pero al entrar en la Universidad conoce por medio de sus amigos las actividades del SEU, y al poco tiempo ingresa como militante en la Falange.

Seguir leyendo...




El inicio del mito

De Alicante a El Escorial, José Antonio a hombros de sus falanges.

Primeros de noviembre de 1939, la guerra civil ha finalizado hace unos meses, la antigua Falange, ahora a las órdenes del general Francisco Franco, cuya cabeza visible es Ramón Serrano Suñer (antiguo amigo personal de José Antonio y exdiputado de la CEDA), prepara un homenaje a su primer Jefe Nacional, José Antonio Primo de Rivera.

Se reúnen Serrano Suñer, Dionisio Ridruejo, el conde de Mayalde y Miguel, el hermano de José Antonio. Entre todos deciden que se trasladen los restos del Fundador desde el cementerio de Alicante hasta el monasterio de El Escorial en Madrid, donde reposan los restos de los reyes de España, decisión que es aprobada por la Junta Política de la nueva y distinta FET y de las JONS.

Entre los camaradas más allegados a José Antonio se prepara el traslado de sus restos, a hombros de falangistas, como si se tratara del cortejo fúnebre de un legendario caudillo hispano. Toda la organización se realiza en la Dirección General de Propaganda de la nueva Falange franquista, Ridruejo se encuentra al mando de todas las operaciones.

Seguir leyendo...




Francisco Navarro, jefe de la Primera Bandera de Falange de Castilla.

La Primera Bandera de Falange de Castilla tiene su origen en los escasos 250 voluntarios falangistas de Valladolid, que divididos en tres centurias al mando de Girón, Greciet y González Vicen, tomaron y defendieron en el mes de julio del 36 el Alto de los Leones de Castilla.

En un principio, la unidad se denominó Bandera Girón, para después una vez reorganizada denominarse Primera Bandera de Falange de Castilla, recibiendo la Medalla Militar colectiva y José Antonio Girón la Medalla Militar individual.

La Bandera combatió posteriormente en el frente de Asturias, concretamente en el puerto de Tarna, aunque al poco tiempo Girón y algunos de sus mejores hombres se trasladaron a Sevilla para formar parte de un comando que tenía previsto rescatar por la fuerza a José Antonio de la cárcel de Alicante, operación que al final no se llevó a cabo por la indiscreción de algunos y la complejidad de la acción de rescate.

En noviembre, la Bandera combate en las operaciones de Retamares en el avance hacia Madrid, donde Girón es herido y el entonces capitán Navarro, que era camisa vieja de Falange, se distinguió notablemente en la conquista de los polvorines y posiciones alrededor de Retamares.

Seguir leyendo...




Carlos Ureña, jefe de la Tercera Centuria de la Falange de Madrid.

Carlos Ureña Jiménez-Coronado, uno de los jefes de las milicias falangistas madrileñas que logró salvar la vida, a pesar de su peregrinar por checas y cárceles rojas durante la Guerra Civil Española.

Carlos nació en Madrid, en 1897, provenía de una familia de la pequeña burguesía siendo gerente de una tienda de venta de pianos y gramolas en la calle de Prim, nº 1, negocio familiar propiedad de su tía.

Con anterioridad a 1933, había militado en las juventudes de Acción Popular, hasta que el 29 de octubre asiste al Teatro de la Comedia y después de oír a José Antonio, solicita su inmediato ingreso en la naciente Falange.

Amigo personal de Fernando Primo de Rivera (hermano de José Antonio), entra a formar parte de las milicias falangistas, y a partir de la expulsión de los monárquicos Ansaldo y Groizard, asume el mando de la Tercera Centuria de la ya reorganizada Primera Línea de Milicias de la Falange madrileña.

No podemos olvidar que cuando José Antonio decide separar de la Falange a los militares y monárquicos derechistas que venían llevando el control de las milicias falangistas (la llamada Falange de la sangre), a pesar de su íntima amistad con Ansaldo y con otros dirigentes, la milicia madrileña quedó totalmente desarticulada, cerca de cuatro centurias se fueron con Ansaldo al nuevo partido de Calvo Sotelo, y solo quedaron un puñado de estudiantes del SEU.

Es en ese momento cuando José Antonio decide tomar el control personal de la Primera Línea, nombrando lugarteniente nacional de la misma a Luís Aguilar, y jefe de la Primera Línea madrileña a Agustín Aznar, forjando una nueva milicia absolutamente comprometida con la Jefatura Nacional y formada casi en exclusiva por jóvenes universitarios.

Seguir leyendo...




Historia desconocida de la Falange.

Todos los jueves en ÑTV, dirigido por Juan Manuel Cepeda.

Comentarios