OPINIÓN | ACTUALIDAD

Prestímanos de la información.

El Parlamento de Cataluña estará representado por el 24,1% de los votos de ideología independentista, menos de una cuarta parte de la población con derecho a voto.


Recibir actualizaciones de La Razón de la Proa (un envío semanal).​

2021-02-22-elecciones-cat-1w
Prestímanos de la información.

Prestímanos de la información.


No deja de ser desconcertante cómo valoran algunos medios de comunicación y grupos políticos los resultados de las elecciones al Parlamento catalán del pasado 14 de febrero. El eufemismo y la infoxicación es una constante en la interpretación de los citados resultados. En definitiva, el objetivo es manipular.

La democracia es el sistema político en el cual la soberanía reside en el pueblo y en el derecho del pueblo a elegir y controlar a sus gobernantes. Esa es la teoría. De dicha definición vamos a poner la mirada en una de sus partes: “en el derecho del pueblo a elegir”. Esta es la parte que, en el caso que nos ocupa, va inherente al resultado de las pasadas elecciones autonómicas en Cataluña. Es innegable que el voto refleja el sentir del pueblo y es ahí, donde debe partir todo análisis de los resultados.

El pasado 14-F, podían participar en las elecciones catalanas un total de 5.623.962 ciudadanos. El primer dato significativo a valorar es que sólo votaron el 53,54% de dicha población, es decir 2.874.610 no participando el 46,46% de los votantes. ¿Por qué? ¿Desencanto político, perdida de credibilidad en los políticos, hartazgo? Nada positivo. En las pasadas elecciones del 2017, hubo una participación del 79%.

En cuanto a las candidaturas con representación parlamentaria, puede ser ilustrativo conocer de forma precisa cual ha sido su apoyo electoral, es decir, la verdadera opinión del pueblo.

El Partido Socialista de Cataluña (PSC) ha ganado las elecciones, este ha sido el gran titular de los medios de comunicación y del propio partido. Analicemos de que éxito estamos hablando. Al PSC de los 5,6 millones de votantes en Cataluña le han dado el voto 652.858 personas. Es decir, el 11,6 % de los catalanes se han decantado por un gobierno socialista. Con respecto a las pasadas elecciones del 2017, les han votado 46.199 personas más. Al tratarse de un partido no independentista, quizás esta sea la explicación, entre otras, vinculadas a la popularidad del candidato y probablemente futuro cadáver político.

En segundo lugar, ha quedado Esquerra Republicana de Cataluña (ERC). Un partido claramente independentista, al que le han votado 603.607 seguidores. Esta cifra supone el 10,7% de los ciudadanos con derecho a voto. Destacar que dicho partido ha perdido 332.254 votos respecto a las votaciones del 2017. Un dato para analizar.

En tercer lugar, ha quedado el partido liderado por Carles Puigdemont (JxCat), partido también claramente de ideología independentista. A esta opción le han votado un total de 568.002 votantes, es decir un 10% de los catalanes. Son los herederos de la antigua y victoriosa CIU.

Como cuarta fuerza tenemos a VOX con un total de 217. 883 votos. Partido de talante no independentista, que el 3,8% de la población catalana le ha dado su confianza.

La Candidatura de Unidad Popular​​ (CUP), independentista, le han votado un total de 189.087 catalanes con derecho a voto, es decir, el 3,3% de la población, otro de los partidos que han perdido un total de 6.159 votos con respecto a las elecciones del 2017. 

A En Comú Podem, partido catalanista no independentista, al parecer, le han votado un total de 194.628 electores, es decir, el 3,4% de la ciudadanía catalana. También en este caso, han perdido con respecto a las elecciones del 2017, un total de 131.734 votos.

Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía, de ideario no independentista, ha obtenido un total de 157.903 votos, el 2,8% de los ciudadanos le han dado su confianza al partido, habiendo perdido un total de 951.829 votos con respecto al 2017.

Por último, tenemos el Partido Popular, no independentista, que ha obtenido un total de 109.067 votos, un apoyo electoral de los catalanes del 1,9% con una pérdida de 76.603 votos en comparación a las anteriores elecciones autonómicas.

Estos han sido los resultados reales emanados de la soberanía del pueblo, independientemente de los escaños calculados con el método D’Hondt, que enmascara  lo que siente y piensa realmente el votante.

Para finalizar, calculemos en estas elecciones cuantos catalanes han optado por partidos independentistas con representación parlamentaria. Los datos son simples de calcular. El Parlamento de Cataluña estará representado por el 24,1% de los votos de ideología independentista, menos de una cuarta parte de la población con derecho a voto.

Esto es lo que ha decidido el pueblo de Cataluña.

Comentarios