OPINIÓN | ACTUALIDAD

Hoy sin primavera (V)

Atrévete joven, porque hay etapas en la vida de una nación que no permiten el silencio, porque entonces el silencio si no es complicidad, es cobardía. Encrucijadas como las que atravesamos por el Covid-19 proporcionan situaciones que es deseable puedan atraer la curiosidad intelectual de los jóvenes y aguzar su espirítu crítico para que no se dejen llevar por los cantos de sirena de una sociedad acomodaticia y hedonista.
Hoy sin primavera (V)

Hoy sin primavera (V)

Debes amar el tiempo de los intentos, debes amar la hora que nunca brilla. Y si no, no pretendas tocar los yertos”
José Martí

En España el día 30 de mayo hace tiempo se celebraba el Día de la Juventud. En la actualidad mantiene esta tradición la Organización Juvenil Española (la OJE), ratificando su magnífica Promesa en dicho día desde hace ya 60 años, organización que se sostiene esforzadamente  con sus propios medios y por tanto independiente de instituciones y partidos.

Es su Patrón Fernando III el Santo que unificó los reinos de Castilla y de León, y falleció el día 30 de mayo de 1252, y por eso mañana celebran los fernandos su onomástica. Fernando es una palabra de origen germánico que significa “valeroso” y así hay que ser para que las lágrimas no asomen a los ojos cuando se lee la crónica cotidiana.

Hoy, la cifra de fallecidos por el Covid-19 suma ya 27.121 y la de infectados 238.564, a los que se deben añadir una barbaridad más que el Gobierno sigue sin contabilizar por la sencilla razón, aunque sea muy crudo decirlo, de que aplican con toda exigencia el refrán que proclama el vivo al bollo.

Con los que saben más de la otra parte del refrán, Bildu, el día 20 de mayo llegaron a pactar en secreto la derogación de la reforma laboral, mientras en la habitación de al lado Cs y PNV votaban el apoyo a la prórroga de la ampliación del estado de alarma solicitada. El pacto lo hicieron público nada más terminar la votación; algunos, mientras todavía se rascan el sarpullido, se tienen que acordar de los famosos 100 años de honradez y del padre de don Pablo Iglesias que perteneció al submundo del FRAP asesino. De paso, el Gobierno ha conseguido poner de acuerdo contra su forma de actuar a todos los agentes sociales, CEOE, CEPYME, CCOO Y UGT, y han logrado el consenso en el disenso, que es una muy buena forma de comenzar a reactivar la economía.

Mientras se siguen pudriendo las cosechas en los campos (el todavía ministro de Agricultura don Luis Planas debe estar por uvas) es de suponer que ni socialistas, ni podemitas, ni marxistas (si es que no son inseparables), ahora que han pillado cacho vayan a descabalgarse del troncomóvil, coche oficial de Pedro y Pablo, los Picapiedra, que sería ya lo creo que sí, una forma de empezar a reparar el daño causado.

Tampoco cabe esperar el arrepentimiento, reconocer su culpa, como ya ha hecho el presidente Macrón al que por cierto 600 médicos franceses le han puesto una querella por su mala gestión inicial (¿les suena?), que es lo que en religión y en derecho español se denomina confesión. Son ambas circunstancias atenuantes, es decir, circunstancias modificativas de la responsabilidad que moderan la pena señalada para un delito a favor del condenado. Pero seguro que se les aplicará otra atenuante, la de dilaciones extraordinarias o indebidas, pues entrará en juego todo el entramado jurídico de retardo, que salta de forma automática e inevitable cuando un jerifalte se ve amenazado.

Reconozco tener dudas después de lo visto en todo el descerebrado proceso y en la incapacidad mostrada, si también podría ser aplicable con el efecto de una atenuante, alguna eximente aunque incompleta, que guarden relación con lo simplemente cognitivo, de las que hice mención en la primera entrega de esta serie de Hoy sin primavera, publicada en los boletines digitales de “La Razón de la Proa” y “Cuadernos de Encuentro”.

Respecto de las circunstancias agravantes, como el carácter público del culpable, de posibles y presuntos culpables, ya está integrado en el tipo del delito de prevaricación (entrega III de la serie, también publicada en el boletín digital “Somos” y en varias redes de economía sostenible como la que tiene la “Hermandad Doncel”) no tendría encaje legal, pero desde luego obrar con abuso de confianza lo han hecho en sentido político, al menos para sus votantes, y por eso yo, en mi escrito de acusación particular lo voy a obviar.

Pero todo esto será más bien de aplicación a los que aparezcan como “cabezas de turco”, y mucho me temo que ya los han encontrado: los directores de las residencias de ancianos sobre los que la Fiscalía y la Abogacía del Estado ha desatado su ansía de justicia con acusaciones de lesiones por imprudencia, homicidios por imprudencia y omisión del deber de socorro. No están blindados por el escudo de las élites y en las hogueras públicas van a quedar de maravilla, creando de paso una estupenda cortina de humo, qué digo de humo, un infranqueable telón de acero. El tribunal popular y mediático los condenará y así Barrabás quedará sin mácula por una decisión plebiscitaria.

Si cae en el saco algún “delegadillo del Gobierno” o similar, ya se podrá considerar caza mayor. Lo único que podría debilitar el blindaje, sería que alguno de los linces, decidiese salir de fuga fuera del coto de caza reservado (¿Quizás lo haya hecho el todavía ministro Grande Marlaska?), y entonces, ahí sí, podría llegar un escopetazo imprevisto.

La verdad, ya sin centrarnos en los supuestos gobernantes, es que oye uno al paisanaje que se mueve por los pasillos del Congreso (en el Senado no se oye nada), que luego son los que se sientan en los escaños y además votan, y es de temer que los posibles morales y culturales de sus señorías no tengan precisamente un largo alcance que pueda incomodar al Gobierno, dejando de lado por supuesto contadas excepciones.

Ya los retrataba don Pablo Iglesias (actual vicepresidente, etcétera), que además conoce el paño, sin hacer excepción alguna: “un Parlamento burgués de mierda que representa los intereses de la clase dominante”; en el cuadro ya se ha podido meter también él con algunas de las suyas y ha quedado mucho más completo. Basta saber que desde que está el señor Sánchez en la Moncloa el gasto en asesores ha subido un 46%, lo que supone 75 millones de euros al año, aunque la cara buena del dato es que ninguno de sus amigos, que para eso son cargos de confianza, se va a quedar atrás. Pero es que de todos sitios empujan para estar dentro aunque no guarden los requisitos de higiene prescritos.

El día 21 de abril, con ningún escándalo de otro hemiciclo, el presidente de la Comunidad Autónoma de Murcia, el popular señor López Miras, de nombre Fernando (y no lo felicito), con la que nos está cayendo, de forma indecente, con ocasión de aprobarse los presupuestos de su Comunidad, con los votos favorables de PP, Ciudadanos y Vox, se subió el sueldo casi 3.000 € por la “necesidad” de equipararlo a la de sus dos consejeras que además son, una la vicepresidenta, y otra la portavoz del Parlamento murciano, ambas de Ciudadanos, quedando ya todos más relajados con el bonito sueldo anual de 70.408,48 € al año, más dietas. Con esta caterva hay que esperar que el virus nos coja ya inmunizados aunque de ser posible no atarugados del todo, si bien por ahora está correctamente aplicado lo de inmunidad de rebaño o de manada.

Atrévete joven, porque hay etapas en la vida de una nación que no permiten el silencio, porque entonces el silencio si no es complicidad, es cobardía. Encrucijadas como las que atravesamos por el Covid-19 proporcionan situaciones que es deseable puedan atraer la curiosidad intelectual de los jóvenes y aguzar su espirítu crítico para que no se dejen llevar por los cantos de sirena de una sociedad acomodaticia y hedonista.

Algunos ejemplos ya he puesto, pero son tan evidentes que hasta en el sudoku nacional se resuelven solos, por lo que ahora voy a plantear otros de alguna mayor enjundia ya que pueden tener varias respuestas y en vez de voces, se han percibido por regla general clamorosos silencios:

  • Es de cajón meditar sobre cómo es posible que faltando la protección mínima y los ansiados test de detección rápida en las residencias de ancianos (que siguen faltando) y muriendo cientos de personas cada día, nuestra clase política sin excepciones haya accedido a ellos desde el principio y sin obstáculo alguno, y al parecer también sus familiares; ningún político ha renunciado a ellos en favor de los desprotegidos. Tampoco hemos oído a ninguno plantear la posibilidad de un gobierno de unidad nacional para gestionar mejor la crisis económica y a lo más que llegan es a nombrar unas posibles cogobernanzas parciales sin contenidos concretos. ¿Al pisar la alfombra roja se encasquetan bridas y anteojeras, o quizás será que una bacteria, virus o bacilo les provoca ceguera, amnesia, torpeza, cinismo, sordera e insensibilidad?
     
  • El día 10 de mayo de 2019 el Gobierno (del PSOE) decretó 28 horas de luto nacional por la muerte de uno de sus líderes, don Alfredo Pérez Rubalcaba; por fin a partir del 27 de mayo pasado se decretan diez días de luto nacional, sumaban ese día 27.117 muertos (y con el aliciente de que llevamos una sorprendente racha de “resucitados” porque la cifra total ha estado bajando). Todas las tardes salimos con disciplina y entusiasmo para aplaudir a los sanitarios, pero es muy difícil encontrar entre los que aplauden alguno que se vea urgido a colocar en sus balcones y ventanas un crespón negro por esos mismos sanitarios merecedores del aplauso, que han muerto junto con otras decenas de miles de españoles, y con otros centenares de miles en el mundo. ¿Será debido a una total falta de convicciones o es por otra causa?
     
  • Intrigado por no oír el tañido de campanas, busco y encuentro en un rincón que pasa bastante desapercibido, en un suplemento semanal de un diario, la postura de la Conferencia Episcopal Española, en boca de su portavoz el obispo auxiliar de Valladolid, monseñor don Luis Argüello: se mostró comprensivo con la actuación del Gobierno porque es una “situación que desborda” aunque también afirmaba que ha existido “una cierta descoordinación y dificultades para estar a la altura”. Choca tan meliflua conclusión con la magnífica, decidida y arriesgada respuesta de Cáritas y de tantas monjas y sacerdotes de su Iglesia católica para intentar redimir en lo posible el dolor ajeno hasta el punto de ofrendar la vida en bien de los demás, siguiendo el ejemplo de sacrificio de Jesucrito. No aparecen en la publicación “Alfa y Omega” del día 23 de abril a la que me refería, que desde luego no puede ser tachada de anticlerical, ninguna referencia a las decenas de miles de muertos, al debido luto por ellos, a la oración por todos, y ni siquiera al pecado de la mentira, sino sólo a la situación política creada y a la necesidad de diálogo entre distintas administraciones y partidos políticos. ¿Esta actitud frente al gobierno social-comunista se desprende de la caridad evangélica, de la inveterada cautela eclesial o tiene alguna otra explicación?
     
  • El 18 de marzo, el rey Felipe VI se dirigió a la nación durante cuatro minutos exactos. No ha existido hasta el momento ninguna otra declaración institucional sobre la situación creada por el Covid-19. Tampoco se ha visto ningún gesto de desprendimiento de la Casa Real respecto de las necesidades económicas de nuestra gente. Es cierto y por eso quiero dejar constancia del hecho, por si no lo saben, que gracias a su iniciativa y a su instancia, la Diputación de la Grandeza de España y Títulos del Reino (DGET, no confundir con la DGT), decidió el día 9 de abril donar 40 (cuarenta) tabletas (informáticas) para hijos de familias vulnerables en edad escolar. ¿Será por falta de tiempo, de recursos o de empatía con el pueblo, responden a otra causa?
     
  • El día 7 de Mayo se hizo público por boca del buen vasallo don Fernando Simón (hoy también es su santo), y luego ratificado por el ministro del ramo, que las identidades de los componentes del nuevo comité nombrado para dirigir la desescalada, al parecer son 12 los apóstoles del Gobierno y para el gobierno, van a permanecer secretas: “No voy a dar ningún nombre...para que puedan trabajar con la suficiente libertad y evitar presiones”. Dicha opacidad está prohibida expresamente por el artículo 11 de la Ley General de Salud Pública y la Ley de Transparencia en sus artículos 14 y 15. De forma tácita, la ocultación es intolerable porque se supone que estamos en una democracia y en pleno siglo XXI. ¿Se trata de una boutade para que nos riamos un poco? ¿Otro error de bulo, digo, de bulto? ¿Puede ser que desconfíen de la integridad moral o mental de los comisionados si reciben presiones? ¿Quedarán también aislados de las presiones del ejecutivo? Antes de plantear la respuesta correspondiente no se debe olvidar que finalmente quién supervisa las conclusiones y está autorizando el pase es don Salvador Illa con sus plenos poderes y libérrima voluntad.

Cada generación ha de buscar por sí misma las claves que le sirvan para llenar de atrevimiento, consustancial con la juventud, sus años de vida, antes de que la vida se llene de años. Hay 3.255.000 jóvenes españoles de 13 a 19 años. En la mía, encontramos unas u otras, según cada cuál las pudo buscar e interpretar, pero sólo algunas de ellas servirán en el futuro. Lo único que podemos transmitir es la estela, es dejar marcadas algunas páginas por si quieren leer en el acervo de nuestra experiencia, y subrayar lo que decía Balzac; “La resignación es un suicidio cotidiano”.

Atrévete joven. Gente resuelta dijo hace ya muchos años “Podíamos resistir y resistimos”; fueron los héroes de Baler, que soportaron un confinamiento de 337 días frente a los tagalos filipinos, acompañados sólo con el himno de España, su bandera, sus fusiles, su deber y sus camaradas. Algunos de ellos murieron durante el asedio. Al menos a mí me parece un hecho destacable y patriótico, ahora que tanto hablamos en España de resistir, de actuaciones heroicas y de solidaridad.

Me gusta la canción del Duo Dinámico “Resistiré” pues su música es pegadiza y la letra resulta muy adecuada para la actualidad, y aunque llama a la pasividad total, no cae en el derrotismo, sino que incita a mantener la dignidad. A pesar de su título ha durado más bien poco, pues ya ha sido sustituida por “Libertad” de Nino Bravo, más melódica y positiva:Libre, como el sol cuando amanece…detrás de la verdad”.

Ojalá. Como he querido explicar, aunque no sean incompatibles dichos ejemplos, e incluso puedan ser complementarios, en definitiva representan formas diferentes de entender la vida porque son épocas distintas, y en el primer caso y por eso yo lo prefiero, también aparecen claves para entender lo que a todos nos alcanza y preocupa, la muerte y su sentido, que serán mucho más fáciles de encontrar si nuestra vida ha tenido sentido.

Atrévete joven. Os deseo salud y esperanza.


 

Comentarios