NUESTRA MEMORIA

Llanitos Marco

Cuando trasladan a José Antonio de Madrid a la cárcel de Alicante, Llanitos se convierte en la persona que todos los días le visita en prisión...


Trabajo publicado por Juan Manuel Cepeda en su página personal, el 6 de septiembre de 2020. Enmarcado en su proyecto "Memoria Azul"

Fotografía inédita de Llanitos Marco, del archivo de "Memoria Azul". Tras ella aparece José Antonio y su hermano Miguel en la cárcel de Alicante, donde ingresó el 15 de marzo de 1936.
Fotografía inédita de Llanitos Marco, del archivo de "Memoria Azul". Tras ella aparece José Antonio y su hermano Miguel en la cárcel de Alicante, donde ingresó el 15 de marzo de 1936.
Llanitos Marco

Llanitos Marco, los "ojos y la voz" de José Antonio en Alicante.


20 de julio de 1936, el general García-Aldave se ha rajado, en Alicante el Ejército no se subleva, los camaradas falangistas de la Vega Baja han sido traicionados, muchos apresados, José Antonio, preso en la cárcel de Alicante, le ordena a la camarada Llanitos:

Vete al cuartel y diles que son unos cobardes.
Llanitos le responde: –¿A quién se lo digo? 
El Jefe le contesta: –Al primero que te encuentres. Adios Llanitos hasta la eternidad.

Esa fue la última vez que Llanitos Marco vio con vida a Jose Antonio.

María de los Llanos Marco Pérez había nacido en 1912, en Yecla, y en 1931 se trasladó con su familia a Alicante, su hermano mayor Juan es uno de los fundadores de la Falange alicantina.

De inmediato "Llanitos", que así es como le llamaban sus camaradas, se afilia a la Falange.

Cuando trasladan a José Antonio de Madrid a la cárcel de Alicante, Llanitos se convierte en la persona que todos los días le visita en prisión, le sirve de enlace con el Ejercito y con los jefes falangistas, le lleva el correo, los mensajes de los camaradas, le comenta las noticias e incluso le lleva la comida que le prepara diariamente una señora llamada Eugenia del cercano pueblo de Vergel.

Por eso Llanitos se convierte en los "ojos y la voz" del Jefe.

A Juan, el hermano de Llanitos le detienen el 5 de agosto, antes el 25 de junio también han detenido a su padre Gumersindo, solo queda libre Llanitos y una hermana pequeña con la que siempre acude a la prisión de Alicante.

Nadie sabe como lo logra, pero Llanitos todos los días visita a Jose Antonio en la prisión, hasta el 20 de julio, cuando le incomunican.

Desde que acabó la guerra hasta el traslado de los restos de José Antonio al Escorial, la camarada Llanitos llevó todos los días cinco rosas a su tumba en Alicante y desde 1940 hasta la muerte de Llanitos en 1999, todos los domingos le llevó las cinco rosas a la casa-prisión de Alicante.

Todo un ejemplo de valentía, lealtad y fidelidad a José Antonio.

Llanitos Marco. ¡Presente¡


Versión original publicada por Juan Manuel Cepeda en su página personal el 6 de septiembre de 2020


.

MEMORIA AZUL " LLANITOS MARCO " ( LOS"OJOS Y LA VOZ" DE JOSE ANTONIO EN ALICANTE ) 20 de julio de 1936, el General...

Publicada por Juan Manuel Cepeda en Sábado, 5 de septiembre de 2020
Comentarios